Acerca de la COP16

El Convenio sobre la Diversidad Biológica (CDB) es un tratado internacional que fue adoptado en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro en 1992 y entró en vigor en 1993. Su objetivo es establecer agendas, compromisos y marcos de acción para conservar la diversidad biológica y darle un uso sostenible, así como garantizar la participación justa y equitativa de los beneficios derivados de la utilización de los recursos genéticos.

La Conferencia de las Partes es el órgano rector del Convenio e impulsa su aplicación a través de las decisiones que adopta en sus reuniones periódicas. Hasta la fecha, la Conferencia de las Partes ha celebrado 14 reuniones ordinarias y una reunión extraordinaria (esta última, para adoptar el Protocolo sobre Seguridad de la Biotecnología).

¿Cada cuánto se realiza?

Se celebra cada dos años. En 2024, por primera vez en la historia, Colombia hospedará la edición 16 de la Conferencia bianual sobre Biodiversidad, que, en esta oportunidad, tendrá como eslogan principal “Paz con la naturaleza”.

¿Quiénes asistirán?

Serán más de 190 países, junto con organizaciones observadoras, grupos de jóvenes, la sociedad civil, la academia y el público en general, las que tendrán la oportunidad de participar en un diálogo mundial sobre la protección y restauración de la naturaleza, así como en el uso sostenible y equitativo de los beneficios que ofrece, en consonancia con el cumplimiento de las 23 metas y 4 objetivos del Marco Mundial de Biodiversidad de Kunming-Montreal (Plan de Biodiversidad).

Altos dignatarios

Susana Muhamad González

Presidenta de la COP16

«El valor agregado de realizar la COP16 en Colombia radica en nuestra visión de ‘Paz con la Naturaleza’ y en reconocer que la verdadera lucha del siglo XXI es por la vida. Si logramos transformar nuestra relación con la naturaleza,  así como nuestras prácticas de producción y consumo, y conseguimos que las acciones colectivas impulsen la vida en lugar de destruirla, estaremos abordando los desafíos más importantes de nuestro tiempo. Al igual que la flor eterna de Inírida, los colombianos hemos aprendido las claves de la resiliencia para alcanzar una paz duradera en los territorios más excluidos del país y en aquellos con mayor riqueza natural. La COP16 no es simplemente una cumbre, es el camino que nos permite movilizarnos a nivel global hacia este propósito común».

Sobre el Marco Mundial de Biodiversidad de Kunming-Montreal (Plan de Biodiversidad)

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (COP15) concluyó en Montreal, Canadá, el 19 de diciembre de 2022 con un acuerdo histórico que guía la acción mundial sobre la naturaleza hasta 2030. Se trata del Marco Global para la Diversidad Biológica de Kunming-Montreal (Global Biodiversity Framework, GBF) conocido también como el Plan de Biodiversidad.
Es un acuerdo internacional que establece objetivos y metas para detener y revertir la pérdida de la naturaleza a nivel global. Su fin es guiar los esfuerzos mundiales, abordar los desafíos ambientales actuales y futuros e impulsar las agendas internacionales, nacionales y locales en torno a la naturaleza.

Este marco se basa en una visión transformadora que incluye 4 objetivos y 23 metas. Estos objetivos, a alcanzarse para el año 2050, son: proteger y restaurar la naturaleza, prosperar con la naturaleza, repartir los beneficios equitativamente e invertir y colaborar.

Entre las veintitrés metas establecidas para el año 2030 se incluyen la conservación de al menos el 30% de las zonas terrestres y marinas, la restauración del 30% de los ecosistemas degradados, la reducción a la mitad de la introducción de especies invasoras y la garantía de la participación en la toma de decisiones de las comunidades indígenas y locales.

Estas son las 23 metas mundiales a 2030:

  1. Planificación integrada terrestre y marina.
  2. 30% de los ecosistemas restaurados.
  3. 30% de las zonas terrestres y marinas conservadas.
  4. Recuperar, conservar especies y diversidad genética.
  5. Prevenir el comercio ilegal de fauna silvestre.
  6. Gestionar las especies invasoras.
  7. Reducir la contaminación de todas las fuentes.
  8. Minimizar el impacto del cambio climático.
  9. Garantizar los beneficios de especies silvestres y su sostenibilidad.
  10. Garantizar la gestión sostenible de las superficies.
  11. Restaurar, mantener y mejorar las contribuciones de la naturaleza a las personas.
  12. Aumentar el acceso a los espacios verdes en las ciudades.
Estas son las 23 metas mundiales a 2030:
  1. Acceso a nivel mundial de recursos genéticos.
  2. Integrar diversidad biológica en las políticas, normas y planificación.
  3. Gestionar la implementación de reportes a las empresas y su impacto con la biodiversidad.
  4. Promover comportamientos de consumo sostenible.
  5. Establecer y aplicar medidas de seguridad de la biotecnología.
  6. Desincentivar los servicios perjudiciales para la biodiversidad.
  7. Aumentar los recursos financieros para la biodiversidad.
  8. Fortalecer e implementar desarrollo tecnológico para la conservación de la biodiversidad.
  9. Garantizar acceso a la información, proceso informativo e incorporación de conocimientos tradicionales.
  10. Garantizar la participación en la toma de decisiones de las comunidades indígenas y locales.
  11. Garantizar la igualdad de género.

¿Quieres conocer más sobre El Plan de la Biodiversidad para Vivir en La Tierra?

The Biodiversity Plan

La flor de Inírida y el lema 'Paz con la naturaleza' guiarán la COP16 en Colombia

Hagamos la paz con la naturaleza

La idea de hacer la paz con la naturaleza aborda cómo nos relacionamos con el medio ambiente. La humanidad está inmersa en una especie de conflicto o guerra con la naturaleza al basarse en un modelo de desarrollo económico que no es sostenible y se enfoca en la extracción y el consumo. En la actualidad, nos enfrentamos a una realidad que sobreexplota y contamina los recursos naturales, y que además, invierte más en la destrucción que en la protección. Este fenómeno, al que el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, califica como una guerra suicida, pone en evidencia que la supervivencia humana en el planeta depende fundamentalmente de la preservación de la naturaleza.

Hacer la paz con la naturaleza también es reconocer que el intercambio de saberes y conocimientos con los pueblos y comunidades locales es fundamental para generar un sólido plan de acción que proteja la diversidad biológica y cultural. Por esto, la COP16 es la COP de la gente, un espacio en el que la voz de los afrocolombianos, indígenas, campesinos, mujeres, jóvenes y todas las comunidades será eje fundamental en los diálogos alrededor del desarrollo sostenible.

La COP en el tiempo